Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

UNIPAN: 113 AÑOS DE TRABAJO CONJUNTO

Desde hace más de un siglo, UNIPAN A.G. defiende los intereses de los industriales panaderos de la V Región, generando estrategias para potenciar nuestro gremio a través de la asociatividad y colaboración entre nuestros socios, las autoridades y empresas del sector.

Luego del terremoto de 1906, los dueños de las panaderías que quedaron en pie en Valparaíso y sus alrededores se reunieron para trabajar en conjunto y dar solución a las temáticas que afectaban la producción de pan luego de la catástrofe. Así nació, en abril de 1906, la Unión Industrial de Panaderías de Valparaíso, actualmente denominada UNIPAN.

Como asociados figuraban industriales residentes en Valparaíso y en el resto de las comunas de la misma provincia, pero obviamente con preferencia en la ciudad capital, considerando el desarrollo y población más escasa en las demás. La historia cuenta que los primeros estatutos consideraban dos sectores urbanos bien precisos: el primero, desde Playa Ancha hasta el estero Jaime, es decir, la actual avenida Francia de Valparaíso; y el segundo, desde este último hasta el oriente, incluyendo Viña del Mar y alrededores. 

La finalidad de aquella corporación de los intereses comunes de los asociados, teniendo en diferentes periodos una activa participación ante las autoridades en la fijación del precio de pan, control del reparto, materias de higiene y seguridad, entre otras; particularmente cuando estas funciones competía desarrollarlas a las municipalidades.

A través de los años, la reglamentación se fue haciendo más intensa y específica, impidiendo a las entidades gremiales intervenir en aspectos comerciales o de fijación de precios salvo en lo tocante a las defensas de los intereses de sus miembros; muy en especial cuando el precio de pan era fijado por la autoridad, lo que conllevaba que los representantes de los industriales panaderos se presentaran ante las autoridades en defensa de los costos de fabricación.

Otro campo donde nuestros colegas de antaño jugaron un papel fundamental fue el ámbito laboral y de las negociaciones colectivas, porque entonces se negociaba por área de producción y las organizaciones gremiales eran especialmente consideradas a la hora de intervenir. En este sentido, gran mérito le cupo a nuestra asociación en la solución de la última huelga del sector panadero en la zona, registrada en 1967 y en la mantención, con posterioridad a esa fecha y con los respectivos sindicatos de trabajadores, de relaciones humanas y laborales armoniosas, de mutua comprensión y sustentadas año a año en instrumentos colectivos de trabajo ampliamente negociados y mutuamente aceptados.

La actual UNIPAN, o la Unión Industrial de Panaderías de Valparaíso, fue formada en 1983 al amparo de la legislación dictada en aquella época y que continúa vigente, siendo la línea gruesa de su finalidad la misma que la de la anterior, adaptándose su accionar a las nuevas normas legales y a los propósitos asignados a las asociaciones gremiales, siendo reconocidos como un ente representativo del sector a la hora de presentarnos ante las autoridades para exponer nuestras demandas.

Al mirar hacia atrás, debemos reconocer en la visión y el empuje de los industriales panaderos de principios del siglo pasado muchas de las características que nos definen hoy, trabajando diariamente para defender los intereses de nuestra industria, articular redes de colaboración entre nuestros asociados y promover el consumo de pan de panadería tradicional.

En escenarios de dificultades como los actuales, el pan cobra más relevancia que nunca para la población, especialmente en los sectores más desposeídos; reafirmando su relevancia nutricional y cultural en la sociedad. No por nada, los últimos estudios del INE sitúan al pan como un alimento transversal, consumido por el 96,3 % de las familias chilenas y cuyo total per cápita alcanza los 90 kilos anuales, situándonos en el primer lugar en consumo a nivel latinoamericano y segundo a nivel mundial después de Turquía.

administrador

Read Previous

Panadería “social” de Concón distribuye pan gratuitamente a las familias que más lo necesitan

Read Next

WATTS INDUSTRIAL: EL ORGULLO DE SER PANADERO

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *